Friday, June 08, 2012

Cuba Celebra un Nueva y Sorprendente Campeón de la Serie Nacional

por Peter C. Bjarkman

Bookmark and Share

La Final de la Serie Nacional de Cuba ha traido algunas leves sorpresas, pero ninguno más grande que la aparición de Roger Machado en la parte superior de la lista actual de la isla de historias de managers con éxito. Celebrado favorito de los fans de Industriales no sólo perdieron este año el campeonato con un shootout, sino que fue duramente golpeado, dejando perder un par de los juegos de apertura en su propio terreno, en pocas palabras, sobreviviendo con una victoria en el extra-inning en el desplazamiento a Ciego, pero en última instancia, entregando otra dos juegos consecutivos cruciales en campo contrario, incluyendo una paliza 10-2 y un thriller culminante en la segunda entrada extra. Si los orgullosos Industriales se recuperaron admirablemente en esta temporada con el novato manager Lázaro Vargas, esta edición de los Leones Azul fue claro que no cortaban el paño del campeonato.

Más sorprendente, quizás, que la rendición de temprana de Industriales fue el hecho de que el as de Ciego Vlad García finalmente fracasó en su intento de unirse al círculo de lanzadores de élite, donde ciertamente parecía a punto de entrar. Después de conseguir su 19ª victoria en la apertura suspendida por la lluvia, Vlad apareció en el borde de una histórica temporada de 20 victorias cuando entró en el marco de la novena del 3º Juego  con un aparentemente seguro un colchón de 3-1. Pero no iba a ser ya que los Leones recortaron la ventaja (en un juego que significó su única victoria en la serie) y por lo tanto, sabotear las prometedoras perspectivas de García de tener un lugar en los libros de récords. El corta serie de cinco juego significaría que Machado nunca regresaría al montículo para una victoria final difícil de alcanzar que podría haber igualado las 20 victorias en la campaña (juegos de post-temporada incluidos) antes conseguido tanto por  José Ibar (1998) y Carlos Yanes (1999) al final del siglo 20.

Una pequeña ironía de la serie final de este año fue el hecho de que ninguno de los dos ases - García con Ciego de Ávila y Odrisamer Despaigne de Industriales - surgiría como la estrella definitiva de pitcheo. No es que ninguno no diera lo que se esperaba de él. García, por su parte disfrutó de dos sólidas salidas de nueve entradas y salió de la escena con una victoria y uno sin decisión. Despaigne (18-9 en el año) perdió el primer tenso partido, pero sólo dos juegos más tarde sobrevivió nueve entradas en su revancha con García para registrar el único el triunfo de su club. Sin embargo, el claro héroe de esta serie final fue el hasta ahora inédito Yander Guevara de Ciego (10-7 antes de iniciar los playoffs), quien actuó en la victoria del 2º Juego con cuatro entradas de relevo sin carreras, fue el lanzador perdedor en el 3º Juego (pero sólo después de recibir una carrera sucia en el décimo), y luego regresó con poco descanso para iniciar el quinto y proporcionar más de 10 brillantes entradas en el final de la temporada. Guevara no fue el lanzador que registró el juego más importante en la historia de Ciego (en última instancia, la victoria fue a Lázaro Santana que eliminó a de los dos últimos bateadores de Industriales en la undécima del visitante). Sin embargo, el delgado lanzador derecho hizo un magistral inicio que colocó a su equipo en posición de ganar el histórico juego decisivo en la onceava.

Guevara y no García heredó el papel de caballo de batalla tanto como abridor como de fiable relevista para Roger Machado en esta ocasión y se llena la asignación de una manera verdaderamente admirable. Machado ha sido criticado a menudo por la prensa cubana de béisbol de depender demasiado de un solo lanzador, y tomó ese riesgo de nuevo esta vez en la serie más grande en la historia del club - pero con Guevara (quien trabajó tres de los cuatro partidos finales) y no con su habitual baza favorita Vladimir García. En la post temporada  el rendimiento MVP de Guevara fue nada menos que espectacular y ahora se sitúa como otro punto fuerte para Machado, el último genio de la gestión

Quizás la mayor sorpresa de todos en la final fue el hecho de que la isla está celebrando un nuevo campeón por primera vez en una década y sólo la segunda vez en más de un cuarto de siglo. Eliminando las dos primeras temporadas de juego de la Serie Nacional (por razones obvias, ya que los ganadores lo eran inevitablemente por primera vez), todos los campeones cubanos lo hicieron (salvo cinco) llegaron en los primeros quince años de juego (seis solo durante la década comprendida entre 1967 y 1976). Durante el cuarto de siglo (a partir de 1986) que la liga ha utilizado la post temporada, sólo Holguín (en 2002) ha capturado un título por primera vez. La rareza de los ganadores nuevos en esta liga, por supuesto, tiene mucho que ver con la dominación de cuatro clubes en las últimas tres décadas - Industriales (siete títulos ganados en la competición de post-temporada), Santiago de Cuba (también siete), Pinar del Río y Villa Clara (ambos con tres campeonatos durante el mismo período de 25 años).

Campeonaes de la Serie Nacional Cubana por primera vez

Year

National Series #

Team (Manager)

2011-2012

National Series #51

Ciego de Avila (Roger Machado)

2001-2002

National Series #41

Holguín (Héctor Hernández)

1978-1979

National Series #18

Sancti Spíritus (Candido Andrade)

1977-1978

National Series #17

Vegueros (José M. Pineda)

1976-1977

National Series #16

Citricultores (Juan Bregio)

1975-1976

National Series #15

Ganaderos (Carlos Gómez)

1974-1975

National Series #14

Agricultores (Orlando Leroux)

1969-1970

National Series #9

Henequeneros (Miguel Domingüez)

1968-1969

National Series #8

Azucareros (Servio Borges)

1967-1968

National Series #7

Habana (Juan Gómez)

1966-1967

National Series #6

Orientales (Roberto Ledo)


Hubo otros héroes este mes de mayo en Ciego de Ávila y algunos de ellos eran igual de sorprendentes que Yander Guevara. El poco conocido outfielder Ricardo Bordón acarició el mayor éxito de la temporada con su hit ganador en el undécimo inning en la esquina del right-field ante el novato Julio Montesino; El batazo de Yorbis Borroto con el resultado final de la campaña y la carrera que sin duda vivirá durante décadas en la memoria colectiva de todos los fieles de los Tigres. Borroto volvió a surgir como eje central en el club, realizando con brillantez la parte defensiva en el shortstop y embasándose dos veces en los innings finales en el juego decisivo. García lanzó admirablemente en sus dos apertura en las series finales y así consolidó su control sobre el título de lanzador MVP de la Serie Nacional 2012. Yorelvis Charles (cuatro hits en el 4º Juego4), Yoelvis Fiss (un par de dobles y tres carreras impulsadas en la final) e Isaac Martínez (un trío de carreras impulsadas en el 2º Juego y un home run en el 4º Juego) - los veteranos en el centro del lineup – hicieron las aportaciones más importantes. Raúl González puso en marcha la ronda final con un importante juego ganador. Y al final, la superestrella emergente Rusney Castillo (tres home runs y 8 carreras impulsadas en la serie) subrayó su rango como tal vez como mejor pelotero de la isla.

Ciego ha ido surgiendo paso a paso cuidadosamente en la última media docena de temporadas y se ha incendiado especialmente durante el reinado de cinco años del ex miembro del equipo nacional, el receptor sustituto Roger Machado. La temporada pasada los Tigres llegó nunca habían estado tan cerca cuando llegaron a sus primeras finales para caer en seis partidos a la Cenicienta Alfonso Urquiola de Pinar del Río. La única sorpresa de esta temporada fue lo cerca que el actual equipo de Machado de hecho no llegó siquiera clasificarse para la danza post-temporada. Sin embargo, los Tigres lo pusieron todo junto cuando tuvieron que rugir en la recta final después de la temporada tras colarse en los playoffs en la última tarde de juego de la temporada regular. Castillo, Charles, Fiss y compañía mostraron una potencia ofensiva sorprendente contra Granma en las semifinales – ganando los juegos claramente 20-0, 13-2 y 11-1. Se establecieron varios récords de la liga para la ronda final en la producción ofensiva. Y era claramente el mejor equipo cuando el final del campeonato se inició.

Ciego casi sin previo aviso surgió como uno de los mejores equipos de la liga en las últimas nueve temporadas - un giro total a partir de un histórico letargo del club que sólo produjo más de .500 cinco campañas en las dos primeras décadas y ninguna aparición en la post-temporada hasta su 21ª participación. Los Tigres han promediado más de 50 victorias por año desde 2004 (algo que ningún otro club de la liga ha hecho), se perdieron los playoffs sólo una vez (2007) en casi una década, y en las últimas cuatro temporadas bajo Machado terminaron tercero, cuarto, segundo y primero en el circuito. Ningún otro equipo de la liga ha tenido el mismo éxito en este tramo más reciente en los anales de la liga.

La Larga y Lenta Subida a la Cima de Ciego de Avila

Temporadas Ganadoras (más .500-plus) en negrita

Series

Year

Record/Playoffs

Final Position

Post-Season Results

NS#17

1977-1978

26-23

9th

No Playoffs Held

NS#18

1978-1979

26-25

9th

No Playoffs Held

NS#19

1979-1980

18-33

14th

No Playoffs Held

NS#20

1980-1981

19-32

16th

No Playoffs Held

NS#21

1981-1982

22-29

13th

No Playoffs Held

NS#22

1982-1983

25-26

7th

No Playoffs Held

NS#23

1983-1984

25-48

17th

No Playoffs Held

NS#24

1984-1985

31-44

13th

No Playoffs Held

NS#25

1985-1986

24-24

8th

Did Not Qualify

NS#26

1986-1987

26-22

8th

DNQ

NS#27

1987-1988

20-28

12th

DNQ

NS#28

1988-1989

26-22

9th

DNQ

NS#29

1989-1990

17-31

15th

DNQ

NS#30

1990-1991

20-28

13th

DNQ

NS#31

1991-1992

21-26

11th

DNQ

NS#32

1992-1993

20-45

15th

DNQ

NS#33

1993-1994

18-44

15th

DNQ

NS#34

1994-1995

18-47

16th

DNQ

NS#35

1995-1996

19-46

16th

DNQ

NS#36

1996-1997

20-45

15th

DNQ

NS#37

1997-1998

57-33 (0-3)

5th

Eliminated in Quarterfinals

NS#38

1998-1999

41-49

11th

DNQ

NS#39

1999-2000

46-44

9th

DNQ

NS#40

2000-2001

35-55

14th

DNQ

NS#41

2001-2002

42-48

11th

DNQ

NS#42

2002-2003

37-53

14th

DNQ

NS#43

2003-2004

55-33 (0-3)

5th

Eliminated in Quarterfinals

NS#44

2004-2005

54-36 (0-3)

6th

Eliminated in Quarterfinals

NS#45

2005-2006

53-37 (1-3)

7th

Eliminated in Quarterfinals

NS#46

2006-2007

48-42

9th

DNQ

  THE ROGER MACHADO ERA

NS#47

2007-2008

53-37 (2-3)

7th

Eliminated in Quarterfinals

NS#48

2008-2009

64-26 (5-4)

3rd

Eliminated in Semifinals

NS#49

2009-2010

49-40 (5-4)

4th

Eliminated in Semifinals

NS#50

2010-2011

55-35 (10-9)

2nd

Runner-Up (Lost in Finals)

NS#51

2011-2012

54-42 (12-6)

1st

National Series Champions


Lo que comenzó como - y durante mucho tiempo parecía destinado a ser - la temporada mágica de Víctor Mesa y Matanzas, al final resultó ser el año de la redención de Roger Machado y Ciego de Ávila. Durante sus cinco temporadas al timón, Roger ya ha construido uno de los mejores registros como manager en la historia de la liga. Cuando Machado llegó a la escena en 2007, los Tigres podrían presumir de cuatro apariciones en los playoffs durante los 22 años de la post temporada de la Serie Nacional. El récord en el total de los playoffs para el equipo del montón era una sola victoria en 13 partidos y cuatro eliminaciones consecutivas en cuartos de final. Revirtiendo la historia del club de la noche a la mañana, mientras Machado ha tenido a su cargo el equipo en la post-temporada, ha alcanzado las semifinales en dos ocasiones y dos veces la final, y ahora cuenta con un récord total de post-temporada de 34-26 (.567). Es un registro que lo pone cómodamente en compañía de managers de éxito de la liga como Rey Anglada, Higinio Vélez y Antonio Pacheco.  Él se ha unido a este trío ilustre - además del legendario Jorge Fuentes - en el selecto grupo de managers cubanos que han logrado un porcentaje de .600 victorias en su carrera mientras está sentado en el extremo del banquillo en 500 o más juegos. Y lo ha hecho todo con un equipo que no cuenta con nada de tradición y legado como Anglada en los Industriales o con los clubes de Santiago de Pacheco y Vélez. Y si todavía está por debajo de los otros en títulos de post-temporada y en rendimiento en los playoffs en general, es bueno recordar que Roger después de cinco temporadas sólo ahora parece estar comenzando.

Comparación de los Managers Cubanos en la Reciente Era de Play Off

El Record de Ganados-Perdidos incluye las Series Nacionales, las Series Selectivas y los partidos de Post-Temporada, pero los títulos de campeón indicados son solo para los partidos de las Series Nacionales

Manager

Series

Titles

National Series Team

Won-Lost Record

Jorge Fuentes

38

5

Pinar del Río, Vegueros

1517-901, .627

Higinio Vélez

24

4

Santiago de Cuba

965-617, .610

Rey Anglada

10

3

Industriales

675-249, .609

Antonio Pacheco

8

3

Santiago de Cuba

442-285, .608

Roger Machado

5

1

Ciego de Avila

309-206, .600


Es una apuesta segura que el colorido Víctor Mesa sigue siendo el favorito de muchos para recibir los honores de manager de la liga de este año. Víctor sin duda merece todos los elogios posibles para dar nueva vida a una escena de béisbol casi moribundo en la provincia de Matanzas y así reavivar el entusiasmo de los fans en una de las regiones de Cuba más tradicionales de béisbol. Pero el béisbol como todos los deportes son en última instancia, trata de ganar y no sólo de la clasificación de un colorido tercero o un sorprendente cuarto. Así, el voto en este rincón definitivamente irá al subestimado y célebre-Roger Machado como mejor manager de la Liga Cubana de este año.

_________________________________________________________________________________________________________________________________
Peter C. Bjarkman es el autor de A History of Cuban Baseball, 1864-2006 (McFarland, 2007) y es ampliamente reconocido como una autoridad en el béisbol cubano, tanto en el pasado como en la actualidad. Ha estado escribiendo sobre el la Liga cubana y el Equipo Nacional cubano para www.BaseballdeCuba.com durante los pasados tres años y actualmente está finalizando un libro sobre el Equipo Nacional cubano de la post revolución.